El otoño en cada casa

«Mientras desayuno y miro los colores del otoño por la ventana, pienso que los buenos momentos vividos funcionan como aquellos pequeños terrones de azúcar que endulzaban de chicos nuestras meriendas después de la escuela…”

Introducir levemente una cucharita en la taza y observar como el terrón colocado en ella va cambiando su color, como el otoño, diluyéndose de a poco… y cambiándolo todo!

La vida puede ser así de mágica. De manera sencilla. Cada día endulzando las cosas con un poco de amor, no mucho, pero sólido, concreto… de a terroncitos… 

Si te gustó compartí:
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Son tiempos de…

Cuando todo afuera parece ser caos, temor, incertidumbre… es momento de tomarse una pausa, conectarse con uno mismo, calmar nuestra mente y volver a nuestro

Leer »

Un poco de historia

¿Quién inventó el terrón de azúcar?… un poco de historia en este mes de mayo donde celebramos el día del trabajador. Cuenta la historia que

Leer »

Lavandas únicas

En mi último post del Blog escribí sobre mi mamá, era mayo/junio y se festejaba el día de la Madre aquí en Uruguay ¿se acuerdan

Leer »